top of page

PMBCS acoge um Encuentro de Formadores de la Región América Sur


Ser parte de la formación de alguien, especialmente cuando hablamos de un itinerario vocacional, es un camino que exige sensibilidad y respeto a la individualidad. En este proceso se necesita disposición para entender cómo actúa Dios en cada persona y observar las características que la hacen única. Por ello, el Instituto Marista está atento al papel que desempeñan los hermanos formadores y valora el intercambio de experiencias entre ellos.


Del 11 al 13 de agosto de 2022, la Provincia Marista de Brasil Centro-Sul acogió el Encuentro de Formadores de la Región de América del Sur. El evento fue un momento esencial para compartir, una oportunidad para evaluar el viaje y pensar en los próximos pasos.


Entre los principales temas del encuentro estuvieron: la realidad del Noviciado y de los Pre-Noviciados; las intuiciones que están surgiendo en el mundo Marista, de cara a la nueva Guía de Formación; las reflexiones, diálogos y propuestas sobre el Postulantado; la conexión y proyección de los postulantes al Noviciado.


Encuentro intercultural

La actividad tuvo lugar en el Centro Marista Champagnat (CMC), en Curitiba, Estado de Paraná, y reunió a participantes de toda Sudamérica – las provincias de Brasil Centro-Sur, Centro-Norte, Sul-Amazonia, Cruz del Sur (Argentina, Uruguay y Paraguay) y Santa María de los Andes (Bolivia, Chile y Perú). Además, se contó con la participación virtual del hermano Ángel Medina, representante del Instituto.


El encuentro intercultural tuvo como objetivo la mejora de los proyectos y la intensificación del trabajo de animación vocacional en las casas de formación y, en consecuencia, el fortalecimiento de la misión Marista.


Para el Hermano Inacio Nestor Etges, de la Provincia Marista de Amazonia-Sur, el encuentro fue esencial para alinear algunos conceptos y prácticas formativas del prenoviciado y del posnoviciado en el plan de formación de la Región América Sur. En este sentido, el Hermano André Nosini, de la Provincia Marista de Amazonia Sur, destacó la importancia de construir planes interprovinciales con todos los presentes para fortalecer la animación vocacional.


Vías para la continuidad de la misión

Según el hermano Antonio Carlos Ramalho, de la Provincia Marista de Centro-Norte, «el encuentro es importante para acentuar el rumbo de la comunidad formativa y animar a los hermanos del encuentro a fortalecer la misión en las comunidades”.


Además, el hermano Oscar Montenegro, de la Provincia de Santa María de los Andes, señaló que “el encuentro puede abrir puertas para buscar discernimiento y nuevas luces para la formación de los hermanos”. El hermano Alberto Aparicio, de la Provincia Marista de Cruz del Sur, destacó la importancia del encuentro para pensar en el mejor futuro de los hermanos Maristas.


Charla dedicada a los formadores

Como parte del programa del primer día, los Hermanos formadores tuvieron la oportunidad de escuchar la charla del Padre Jaldemir Vitório, SJ, sobre la Formación en la Vida Religiosa Consagrada, más concretamente sobre el Pre-Noviciado.


«El prenoviciado requiere una sólida conciencia del cuerpo apostólico que somos (nuestra realidad) y del cuerpo apostólico que queremos ser (nuestro ideal). Las nuevas vocaciones deben estar en condiciones de ayudarnos a dar pasos para responder a los desafíos de los tiempos presentes y futuros, añadiendo valor al cuerpo apostólico Marista», dijo.


Para el Hermano Alison Furlan, miembro del equipo organizador, el hecho de celebrar la reunión en persona fue muy positivo. «Nuestro primer día de encuentro fue muy significativo, ya que muchos de los hermanos se conocían, pero de forma virtual. Así que este momento fue muy importante, de presentación personal, de intercambio de experiencias, de cultura, de dinamismo interprovincial. Luego compartimos las riquezas, los retos y las realidades de las casas. Y pudimos tener una idea de lo que está ocurriendo en la formación, aquí, en la Región América Sur. Tuvimos la charla, que fue muy profunda, muy sistemática y que nos ayudó mucho en nuestra reflexión», dice.


Finalmente, el sentimiento que queda es de gratitud por la disponibilidad de todos los participantes. «Gratitud por estos días, intensos y profundos, pero que, estoy seguro, todos los hermanos presentes disfrutaron y se sintieron muy bien», comentó el hermano Alison.

コメント


bottom of page