top of page

Crisis y Carisma

Crisis y Carisma - Un análisis histórico de las crisis desde el inicio del Instituto Marista hasta la muerte del Fundador (1817-1840)


Los miembros del Grupo de Investigación del Patrimonio Carismático Cultural Marista de la Red de Centros de Memoria Marista de la Región América Sur, hemos emprendido la necesaria tarea de iluminar, desde el estudio de nuestros orígenes e historia carismáticos, la compleja y crítica realidad que hoy enfrentamos como familia humana ante la pandemia que nos afecta sorpresivamente.


Como ya sabemos, se trata de una realidad que nos toca sin la preparación adecuada y que, por otra parte, originada en un tema de salud específico —la propagación y control de un nocivo virus ante el cual aún no hay remedio—, se le han ido incorporando otros múltiples problemas, algunos de los cuales afectan a los distintos sistemas: económicos, relacionales, familiares, sociales, políticos y también de sentido de la vida. Una crisis como la que ahora enfrentamos no viene sola, muchos otros aspectos de lo cotidiano se alteran dramáticamente con ella. Ante esta realidad y tal como nos indican las provocaciones del XXII Capítulo General, estamos llamados a ser constructores de puentes en la búsqueda de relaciones menos egoístas que expresen ecos de la vida y de la solidaridad entre los seres humanos.


Es por eso que queremos ofrecer, en una seguidilla de breves artículos del Patrimonio Marista, una visión carismática de esta realidad en la cual estamos inmersos los maristas de hoy, pues somos parte de esta humanidad que la vive y padece. Y no solo parte pasiva, sino también actores que buscan mostrar alternativas de diversa índole frente a aquello que puede vivirse de una manera distinta, cómo de hecho, muchos maristas de hoy lo están haciendo, inspirados en el camino de Marcelino Champagnat.


¿Fue la crisis, el conflicto, la deuda, la duda, el descrédito, el derrumbe de lo conocido, parte del camino de Marcelino Champagnat y de la primera comunidad de hermanos con la que hacía este carismático camino? Y si lo fue, ¿cómo lo vivieron? ¿Cuáles fueron las claves de su resiliencia ante las tormentas de su senda, para que hoy sigan siendo, para nosotros, fuente de inspiración y esperanza? ¿Qué aprendieron de semejantes experiencias, graves, pero que las acogieron y a las cuales respondieron? ¿Quedaron algunos de esos aprendizajes incorporados en nuestro ADN carismático marista, como para despertar en nosotros hoy lo mejor que tenemos y ofrecerlo en nuestro contexto?


Pero no solo queremos aportar la mirada de este grupo originario y emblemático de nuestras raíces maristas. También ofreceremos una mirada histórica del caminar de esta nuestra familia carismática, pues el don del Espíritu Santo entregado en el don fundacional, no es una reliquia solamente, sino un manantial que mana vida para todas las generaciones que lo reciben y para todos los contextos donde los que lo acogen viven y se entregan. Hay, por tanto, una tarea evangélica y mariana colectiva que se ha ido desarrollando y desplegando a lo largo del tiempo que hemos transitado desde 1817 hasta

nuestros días, y del espacio que hemos ocupado, desde La Valla y hasta los 82 países

donde hoy estamos.


Y también desde esta mirada histórica nos preguntamos acerca de las graves crisis que, como familia carismática global de hoy, hemos vivido en el transcurso de la historia de la humanidad de la cual hemos sido y somos parte en estos dos siglos de camino. ¿Cuáles han sido estas crisis que nos han afectado? ¿Qué crisis externas nos han golpeado?¿Cuáles, internas, nos han remecido? ¿Cómo las hemos acogido, enfrentado y/o superado? ¿Qué aprendimos de cada una de ellas? ¿Qué aportó cada una de ellas a la evolución de nuestro carisma, enriqueciéndolo para nosotros y para los demás?


En los artículos que vienen en entregas sucesivas por este medio, trataremos de profundizar en cinco ámbitos críticos que nos han afectado desde nuestros orígenes y que también hoy son tema de la grave pandemia que nos azota:


• En primer lugar, el tema de la salud, reflejado en nuestros orígenes en dos experiencias muy fuertes de la vida de nuestra comunidad fundadora: la grave y prolongada enfermedad del padre Champagnat de finales del año 1825, que lo tuvo al borde de la muerte, y también el duro dato que tenemos de 53 hermanos fallecidos antes de la muerte de Marcelino en 1840, hermanos que tuvieron un promedio de edad de 22 años de vida.


• En segundo lugar, recordándonos la complejidad de nuestra crisis actual, los prolongados y múltiples aspectos que se involucraron a partir de su enfermedad de fines de 1825, situación que desencadenó un revuelo en temas financieros, confianzas, abandonos y, sobre todo, que colocó al borde de un precipicio la obra marista.


• En tercer lugar, el tema económico, presente desde el inicio de la fundación, con grandes sueños, pero con mínimos recursos, que llevó al Fundador a endeudarse constantemente, y en algunos períodos con descrédito, y a vivir hipotecado en sus propiedades y terrenos disponibles para la naciente obra, y esto hasta su muerte.


• En cuarto lugar, el tema del liderazgo, en la búsqueda constante de la mejor estructura de animación, gestión y gobierno para dar sostenibilidad a su obra, búsqueda que se vio interpelada, y a veces en forma severa, por las autoridades pertinentes y por el sentir de la gente.


• Y, por último, un artículo que busca aportar una mirada de conjunto de las formas de acoger y enfrentar los varios nudos críticos, además de los arriba mencionados, que debió enfrentar la naciente obra marista, como camino de búsqueda y crecimiento del don carismático del Espíritu Santo a través de la persona del Fundador, de la comunidad fundadora y del contexto de esta experiencia.


Estos cinco puntos, pincelados aquí y solo referidos a la experiencia de la comunidad fundadora, son los que desarrollaremos en pequeños artículos, incluyendo también, en cada uno de ellos, su proyección para nosotros.


Esperamos, con esto, aportar a la familia marista luces carismáticas para hacer el camino que hoy debemos recorrer con espíritu marista, eclesial, social, cultural, etc.


En la próxima entrega, mostraremos primeramente una visión general cronológico de las crisis más emblemáticas vividas en nuestra familia marista desde los orígenes a la fecha, y desde las cuatro temáticas planteadas.



Hermano Patricio Pino Medina

Santiago, 06 junio de 2021

Solemnidad de San Marcelino Champagnat



Acceder al documento:

crisis_carisma
.pdf
Descargar PDF • 4.04MB

Comments


bottom of page